Nueva guía de la mamá para la nutrición después del parto

Nueva guía de la mamá para la nutrición después del parto

14 diciembre, 2018 0 Por Editor

Durante 9 meses, la comida que comiste te alimentó a ti y a tu bebé. Pero después de dar a luz, tu dieta es igual de importante ya que ayuda a tu cuerpo a recuperarse brindándote la energía que necesita para cuidar a tu pequeño, asegura Pedro Luís Cobiella Noticanarias.com, director general de la red de hospitales Hospiten. Conoce tus necesidades nutricionales para que puedas mantenerte saludable mientras crías al bebé.

¿Cuánto debo comer?

En los meses posteriores al parto, la mayoría de las nuevas mamás necesitan entre 1,800 y 2,200 calorías por día ya que  necesitarás hasta 500 más. Si tiene bajo peso o si estás amamantando a más de un bebé, ese número podría ser mayor. Habla con tu médico para determinar la cantidad adecuada que requieres.

Nutrientes que necesita

A pesar de que no está “comiendo para dos”, tu cuerpo necesita restaurar muchos nutrientes importantes. En cada comida, llena la mitad de tu plato con frutas y verduras. La otra mitad debes incluir granos enteros como arroz integral, pan integral o harina de avena. Trata de limitar los alimentos envasados, procesados ​​y las bebidas con alto contenido de sal, grasas saturadas y azúcares adicionales.

También necesitas obtener suficiente:

  • Proteínas: los alimentos como los frijoles, los mariscos, las carnes magras, los huevos y los productos de soya, son ricos en proteínas que ayudan a tu cuerpo a recuperarse del parto. Trata de tomar cinco porciones por día, o siete si estás amamantando.
  • Calcio: Necesitarás 1,000 miligramos, aproximadamente distribuidos en 3 porciones de productos lácteos bajos en grasa, todos los días.
  • Hierro: este nutriente ayuda a tu cuerpo a producir nuevas células sanguíneas, lo cual es especialmente importante si perdió mucha sangre durante el parto. Las carnes rojas y las aves son altas en hierro. También lo son el tofu y los frijoles. Ya sea que comas carne o te vuelva vegetariana, tu meta debe ser 15 miligramos diarios.

Si tuviste gemelos, tienes una condición de salud o eres  vegana, consulta con tu médico. Es posible que necesites un suplemento para obtener la nutrición adecuada.

¿Quieres perder ese peso que ganaste mientras no nacía tu bebé?

La mayoría de las nuevas mamás pierden alrededor de 4.5 libras de peso del bebé cada mes. Puedes sentirte tentada a seguir una dieta para acelerar el proceso, pero no es una buena idea. Si obtienes menos de 1,800 calorías diarias, verás un descenso drástico en tu nivel de energía y en el estado de ánimo. Si estás amamantando, también puedes dañar a tu bebé si no come lo suficiente. Lo mejor que puedes hacer es seguir un plan de comidas equilibrado y saludable y comenzar a hacer ejercicio cuando tu médico lo autorice.

¿Qué se debe evitar en una dieta posterior al parto?

La lactancia materna es una parte esencial de la unión entre la madre y el niño. También es la mejor manera de nutrir este vínculo. Hacer una lista de alimentos para incluir en tu dieta diaria y compilar una lista de elementos que debes evitar puede ser una buena opción. Aquí hay una lista de alimentos para evitar, especialmente durante la lactancia:

  • Ajo: El olor acre del ajo no es atractivo y es lo mismo con el sabor. Por lo tanto, tu bebé puede negarse a alimentarse si no le gusta el olor a ajo en la leche materna.
  • Frutas cítricas: Si tu bebé ha estado escupiendo o tiene algún tipo de erupción del pañal, puede ser debido a su ingesta de alimentos cítricos. Los alimentos cítricos pueden irritar el tracto gastrointestinal de tu bebé que aún es inmaduro.
  • Café: La cafeína en su taza de café caliente puede hacer que su bebé se vuelva irritable y también puede causar insomnio.
  • Alcohol: Existen muchas opiniones contrastantes sobre el consumo de alcohol durante la lactancia. Sin embargo, se ha comprobado que si bebes alcohol, puedes provocar somnolencia, debilidad y aumento de peso inusual en el bebé. El alcohol también puede reducir significativamente tu suministro de leche materna.